Detenido un directivo de Huawei en Polonia acusado de espionaje

Detenido un directivo de Huawei en Polonia acusado de espionaje

Un directivo de la división polaca de Huawei ha sido detenido tras ser acusado de espionaje para el gobierno chino, según el Gobierno polaco.

De Weijing W.se informa que estudió el polaco en las universidades de Pekín y Lodz, trabajó en el Consulado chino en Gdansk y, tras ser contratado por Huawei en 2011, fue el encargado de las relaciones públicas de esta empresa en Polonia y, desde 2017, el director de Ventas cuya tarea principal era promover productos de Huawei en el sector público.

Las oficinas de Huawei y Orange en Varsovia han sido registradas por miembros de la agencia de contrainteligencia y seguridad nacional en el marco de la investigación, según confirmaron las autoridades locales. Un juzgado de Varsovia ha decretado prisión preventiva para los detenidos, que se enfrentan a penas de hasta diez años de prisión si se demuestra que espiaron contra los intereses nacionales de Polonia. "Huawei cumple con todas las leyes y regulaciones aplicables en los países donde opera, y requerimos que todos los empleados cumplan con las leyes y regulaciones en los países donde se basan", informó la compañía china en un comunicado.

Los agentes polacos registraron las viviendas de los sospechosos y las oficinas de Huawei y Orange, para recolectar documentos y datos electrónicos, según informó la televisión estatal TVP. El Gobierno de China, por su parte, se manifestó "muy preocupado" por la detención de un directivo de la empresa tecnológica china Huawei en Polonia, acusado de espionaje.

La detención se produce después de que en diciembre, la directora ejecutiva de Huawei, Meng Wanzhou, fuera arrestada en Canadá , a petición de Estados Unidos, por supuestamente haber violado las sanciones impuestas por Washington contra Irán. La detención se producía en plena guerra comercial entre Washington y Pekín.

Meng se encuentra ahora en libertad bajo fianza a la espera de que las autoridades estadounidenses presenten en Canadá su petición formal de extradición y, en caso de no hacerlo, quedará en libertad de forma automática. Pero las críticas han llevado a varios países y empresas occidentales a considerar si deberían permitir el uso del equipo de Huawei en sus redes de telecomunicaciones, que ha generado un clima de tensión con Beijing. Países como Estados Unidos, Japón, Australia o Canadá mantienen restricciones a la hora de trabajar con la compañía, que ya es el mayor fabricante de redes 5G a nivel mundial.