Reino Unido podría revocar el Brexit unilateralmente

Reino Unido podría revocar el Brexit unilateralmente

La última noticia nos la ofrece el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en referencia a las Conclusiones del Abogado General, Campos Sánchez-Bordona que propone al Tribunal declarar que el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea admite la revocación unilateral de la notificación de la intención de retirada de la Unión o, lo que es lo mismo, que el Gobierno de Gran Bretaña puede hasta el último momento retirar su solicitud de salirse de la Unión Europea.

Esta es una interpretación que el Tribunal de Justicia debería hacer del artículo 50 del Tratado de la Unión, según el Abogado General, para lo cual ha recurrido al Derecho General, las Disposiciones de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados de 1969, cuyo artículo 68 manifiesta que las notificaciones de retirada de un Tratado Internacional puede ser revocadas en cualquier momento antes de que surtan efecto.

Entre sus argumentos, además, señala que, de acuerdo al proceso que marca el artículo 50 del Tratado, el Estado miembro notifica su "intención", no su "decisión" de abandonar la UE, pudiendo variar dicha intención. Dado que la Corte ha decidido tramitar el asunto por la vía de urgencia, la sentencia se conocerá previsiblemente en las próximas semanas.

En un ajetreado día en el parlamento, se determinó que el gobierno estaba en desacato al parlamento por negarse a acatar una moción (por unanimidad) pidiéndole que publique el asesoramiento legal sobre el acuerdo de retiro del Reino Unido.

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, se presenta este martes en la Cámara de Diputados para defender el acuerdo alcanzado con Bruselas en donde se espera que reitere que con este tratado "recuperaremos el control de nuestras leyes, nuestro dinero y nuestras fronteras". Este artículo reconoce que todos los países de la UE tienen derecho a pedir unilateralmente su retirada de la Unión. Pero no precisa qué pasa si un Gobierno se arrepiente a medio camino y decide quedarse.

Si, contra los pronósticos, el acuerdo se aprueba, Reino Unido abandonaría la UE el 29 de marzo de 2019 en los términos conversados con Bruselas. La revocación unilateral sería también una "manifestación de la soberanía del Estado saliente, que opta por revertir su decisión inicial".

La libra rebota este martes con ganas desde el soporte de los 1,27 dólares, después de la oferta del Tribunal de Justicia de la Unión Europea hecha a Reino Unido.

Un tribunal escocés fue quien planteó al Tribunal de Luxemburgo, a petición de varios diputados del Parlamento de Escocia, del británico y el europeo, si existía la posibilidad de revocar de formar unilateral la petición de salida, y de ser posible, que requisitos serían necesarios.

Eso sí, el abogado sostiene que esa revocación está sujeta a ciertas condiciones y límites. En primer lugar, al igual que la notificación de la intención de la retirada, debe comunicarse al Consejo Europeo mediante un acto formal.

"Nunca más la voluntad del parlamento -que refleja la voluntad de la gente- debe ser despreciado", aseguró el diputado en favor de un segundo referéndum.

Los Verdes escoceses señalaron que si bien esta primera opinión del abogado general no es vinculante se considera muy influyente. La opinión del abogado general constituye un importante respaldo a las tesis de los 'remainers' (partidarios de la continuidad en la UE), en vísperas del trascendental debate en Westminster previsto para el próximo día 11.