Google tenderá un cable submarino para mejorar Internet en Cuba | Internacional | Noticias

Google tenderá un cable submarino para mejorar Internet en Cuba | Internacional | Noticias

La jefa de Marketing de Google Cuba, Susanna Kohly Jacobson ha dado a conocer recientemente que el internet en Cuba pudiera mejorar considerablemente luego de que se concluya el cable submarino en el que actualmente trabaja Google. Foto tomada de Internet.

En la noche del pasado jueves, el gigante de Mountain View colaboró también en un desfile de modas de la marca "Clandestina", la primera marca de ropa cubana que ha vendido sus diseños a través de una página web.

La ejecutiva afirmó que desean que esta no sea la última colaboración porque "esperan mucho más en el futuro" de la relación entre la compañía estadounidense y Cuba.

"Esperamos más colaboración. Estamos construyendo un cable submarino para conectar Cuba y pensamos que este proyecto sería una vía muy efectiva para abrir la conversación sobre este tema".

"Los que queremos es Internet, y Google está haciendo esfuerzos para traerlo a Cuba".

La colección, titulada País en Construcción, estuvo formada por 51 piezas de los diseñadores Idania del Río, Gabriel Lara y Celia Ledón, y supone la primera experiencia entre una marca cubana y una norteamericana en el lanzamiento de una línea de ropa.

A pesar de su temprano interés en Cuba, hasta ahora la presencia de Google en la isla es muy limitada. La compañía ofreció hace tres años a las autoridades de la isla ampliar el acceso a internet en Cuba, pero la propuesta no prosperó.

Pero ahora parece haber otra esperanza pues el presidente cubano Miguel Díaz-Canel en su más reciente viaje a Nueva York para la Asamblea de la ONU, aprovechó para reunirse con altos funcionarios de Google aunque del encuentro no trascendieron noticias algunas. Dentro del plan autorizó este año la comercialización de internet en los hogares y amplió el número de puntos públicos de conexión pública a redes wifi, aunque las tarifas del servicio siguen siendo costosas para el cubano promedio.