Mundo Curioso: Acudió a la Justicia para quitarse veinte años

Mundo Curioso: Acudió a la Justicia para quitarse veinte años

Como si fuese una señora muy coqueta que prefiere mentir sobre su edad, Rateland afirmó que se siente demasiado joven para cobrar la pensión básica que se empieza a percibir en Holanda desde los 70 años. Ahora el individuo ha demandado al gobierno de su país por negarse a quitarle 20 años de su documentación legal.

Ante los jueces, Ratelband ha sostenido que sufre discriminación: "Me siento rechazado por todo el mundo". En Tinder cuando digo que tengo 69 años no me responden. "En ninguna parte estás tan discriminado como con tu edad", mencionó en entrevista para The Telegraph.

Emile Ratelband quiere que se le reconozca su derecho a tener 20 años menos. Sin embargo, legalmente es imposible hacer un cambio en los registros de civiles, esto en cuanto a las fecha de nacimiento. "No puedo ligar de la misma forma, ni pedir una hipoteca o encontrar el trabajo que quiero", dijo hoy en una conversación con Efe. Por eso, exige que en su partida en vez de decir 11 de marzo de 1949, ahora figure que nació en 1969.

Ratelband argumenta que, según sus médicos, tiene el cuerpo de un hombre de 45 años y se describe a sí mismo como un "dios joven".

"Con mis 69 años, estoy limitado".

El demandante argumenta que se siente discriminado por su edad, ya que afecta a sus posibilidades de empleo y de éxito en la red de citas Tinder. "Cuando tenga 49, con la cara que tengo, estaré en una posición de lujo", aseguró. Ratelband considera que la edad emocional debe ser un asunto de libre albedrío, pero el fiscal dice que, llegado el caso, sería necesario hacer exámenes médicos a los interesados. "Lo noto regularmente", aseguró el hombre, cuya historia se volvió viral.

En cuatro semanas, se dará a conocer la resolución de este caso, aunque el tribunal de la provincia de Gelderland, donde radica este hombre, ha explicado que difícilmente podrán cambiar su fecha de nacimiento.

Aunque al principio fue recibido con "burlas" de los magistrados, Ratelband cree que su abogado, el renombrado abogado criminal Jan-Hein Kuijpers, logró "desestabilizar" al juez. "Este caso no tiene precedentes, no hay jurisprudencia".