La aterradora "araña" con cabeza de perro fotografiada en la selva ecuatoriana

La aterradora

Aunque parezca difícil de creer esta criatura existe de verdad. Fue descubierta en 1959 por el alemán Carl Friedrich Roewer, quien determinó que este animal es inofensivo para los humanos ya que no posee glándulas venenosas.

Esta especie forma parte de la familia de los opiliones, un orden de los arácnidos que se diferencia de las arañas porque no tienen cintura (las arañas suelen tener un estrechamiento que separa su torso en dos). Actualmente se conocen más de 6.650 especies de segadores, algunas tan pintorescas como este Metagryne bicolumnata.

El pasado 31 de octubre, cuando muchas personas celebran la noche de Halloween, el periodista Ferris Jabr compartió una fotografía de esa insólita criatura a través de su cuenta de Twitter, una publicación que obtuvo más de 7mil 500 "me gusta" hasta el momento.

Suena descabellado pero no lo es: en medio de la selva amazónica de Ecuador, Andreas Kay, un fotógrafo especializado en naturaleza, logró retratar a una araña con cabeza de perro. De hecho, ni siquiera se sabe con seguridad para qué sirven los prominentes cuernos de su cabeza. Una de las posibles teorías es que son meramente intimidatorios (aparentar mas tamaño).

Hasta el día de hoy se siguen viralizando imágenes de un supuesto arácnido con características muy peculiares y no común entre arañas, y es que este animalito que al parecer se ve indefenso, tiene cara de perro y a su vez de conejo.

Un animal que sigue constituyendo un enigma para la comunidad científica y que no deja a nadie indiferente por su extraña apariencia.