En pleno paro de Aerolíneas Argentinas, un pasajero sufrió un problema cardíaco

En pleno paro de Aerolíneas Argentinas, un pasajero sufrió un problema cardíaco

Más de 155 vuelos de Aerolíneas Argentinas debieron ser cancelados este jueves por asambleas de trabajadores de la empresa en distintos aeropuertos del país, situación que afectó a más de 18.000 pasajeros, según confirmaron a fuentes de la compañía.

Sin embargo, admitió que existe un reclamo porque se pague una cláusula gatillo de ajuste por inflación en el pago de los sueldos de octubre que la compañía no reconoce porque entiende "que no corresponde", ya que no es contemplado en el acuerdo paritario obtenido el año pasado.

La protesta, que es por salarios y la protagonizan los gremios de pilotos (APLA y UALA), así como el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA), afecta a más de "10.000 pasajeros".

Marcelo Cantón, vocero de la firma, dijo ayer en medio del Aeroparque porteño que las asambleas de los aeronáuticos que ayer obligaron a cancelar 258 vuelos -que se irán reprogramando en los próximos días- fue "un paro encubierto".

El mandatario le habló directamente a los gremios de Aerolíneas Argentinas, solicitándoles que se sienten con las autoridades de la empresa para encarar negociaciones, para que la empresa no requiera más aportes del Estado nacional para su funcionamiento.

Si bien el estallido de este conflicto fue motivado por un reclamo salarial, el trasfondo está conformado por la guerra de los gremios a la política aerocomercial del Gobierno y el permiso para el ingreso de las líneas de bajo costo.

"Tenemos que seguir con la revolución de los aviones", afirmó el presidente, quien además enfatizó que "empezamos a ser de verdad un país federal", al destacar la red de vuelos interprovinciales, que actualmente conecta de 12 provincias.

Según el dirigente, "la retención de tareas (de este jueves) es porque no pagan el salario".

"Ahora, hay 7.000 pasajeros que están afectados por la decisión de Macri, Triaca y Dietrich, que necesitan a la gente puteando contra la línea de bandera para justificar su achicamiento o cierre".

Cirielli agregó que por la crisis del sector "ya se han devuelto seis aeronaves entre LAN y Andes, lo que implica menos puestos de trabajo, y las han devuelto porque la revolución propiciada por este Gobierno es falsa".

Crítico con lo ocurrido, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, pidió en un discurso a los sindicatos de Aerolíneas Argentinas sentarse a negociar para que se pueda "volar sin pedirle plata (dinero) al resto de los argentinos".