Vladimir Putin sostiene reunión en Rusia con Bashar al Asad

Vladimir Putin sostiene reunión en Rusia con Bashar al Asad

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, sostuvo una reunión con su homólogo sirio Bashar al Asad en Sochi, en el sur de Rusia, informó el Kremlin.

Putin subrayó que otro factor para el repliegue de las fuerzas militares extranjeras es "el inicio de la fase más activa del proceso político".

El encuentro que ha tenido lugar en la ciudad rusa de Sochi, ambos mantuvieron "conversaciones bastante exhaustivas ", ha explicado el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Por su parte, Asad expresó su disposición a impulsar el proceso de arreglo político en Siria, a enviar "en breve" a la ONU la delegación constitucional gubernamental y destacó que "el territorio controlado por los terroristas es mucho menor".

Además, consideró "muy importante" que se adopten pasos para el restablecimiento de la economía siria y para la solución de la situación humanitaria, para lo que espera contar con el respaldo de la ONU y el resto de la comunidad internacional.

Vladimir Putin respaldó a Bashar al Asad: “Las fuerzas extranjeras se retirarán de Siria”

La última vez que los dos presidentes se reunieron fue el 11 de diciembre en la base rusa de Hmeimim en Siria, ha precisado el portavoz.

El mandatario sirio, por su parte, agregó que la estabilidad en Siria está mejorando, lo que abre la puerta al proceso político, siempre apoyado por Rusia con entusiasmo.

Según el presidente del país árabe, el área controlada por los terroristas se ha reducido de forma considerable, de tal forma que en las últimas semanas "cientos de miles de sirios han podido regresar a sus hogares" y millones "están de camino". "Pero con ustedes y algunos otros socios y amigos, continuaremos avanzando firmemente en el proceso en favor de la paz" añadió.

"El mandatario sirio decidió enviar a sus representantes a las Naciones Unidas para formar la Comisión Constituyente que se encargaría de elaborar la ley fundamental del país", dijo Peskov.

Rusia ha sido un aliado clave de Bashar al Asad a lo largo de la guerra de siete años en Siria.