Una década en prisión por "entregar" a su sobrina de 5 años

Una década en prisión por

Finalmente, el pasado miércoles la Justicia de esa provincia lo condenó a 10 años de prisión, al considerar que el hombre entregó a su propia sobrina a ese sometimiento. La jueza Norma Vera, vocal de la Sala IV del Tribunal de Juicio, condenó al hombre por resultar "cooperador material y penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal", en perjuicio de la niña de cinco años.

Según el relato oficial, el día de autos, los padres de la víctima, que por entonces tenía cinco años, dejaron a la niña y a dos de sus hermanos al cuidado del condenado.

Por la tarde, el hombre llevó a la niña y a su hermano, de 3, a las márgenes del río, cuando de repente apareció un desconocido.

Aunque el imputado tenía al más chico de los hermanos agarrado del pelo, el chico logró escapar y una vecina que se lo cruzó deambulando por la zona lo llevó a la comisaría.

La encontraron llorando y en estado de shock.

La denuncia fue presentada por la abuela de los niños, quien señaló que el imputado podría haber entregado a su nieta para saldar alguna deuda por drogas, ya que es adicto a sustancias estupefacientes, dijeron las fuentes. La jueza ordenó que el condenado permanezca alojado en la cárcel penitenciaria local a disposición del tribunal.

Lo curioso de este asunto es que mientras el tío y "entregador" de la víctima ha sido condenado y sus datos biológicos irán a parar a un fichero de delincuentes sexuales, el autor material de la violación permanece en libertad porque la justicia no sabe quién es, qué hace o dónde se encuentra.

El condenado fue trasladado a la cárcel, donde recibirá un tratamiento psicoterapéutico y donde se le extraerán muestras de ADN para incorporarlo al Banco de Datos de Identificación Genética.

En el mismo fallo, el tío de la víctima resultó absuelto del delito de robo con arma por el que también había llegado requerido a juicio, por mediar el beneficio de la duda.