El Salvador investiga proliferación "excesiva" de algas en lago de Coatepeque

El Salvador investiga proliferación

Ante el aparecimiento en gran cantidad de algas filamentosas en el lago de Coatepeque, en Santa Ana, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) realizó ayer la toma de muestras de agua y algas para ser analizadas y determinar las causas del fenómeno, que se reporta por primera vez.

Las muestras de agua tomadas el martes indican que "se trata de la proliferación de un solo tipo de cianobacteria, de la familia de las oscillatorias, y del género Lyngbya", y no son las mismas que en años anteriores provocaron en el lago una coloración turquesa, precisó la dependencia en un comunicado.

Las autoridades sospechan que su aparecimiento puede estar relacionado con químicos agrícolas que se usan en los sembradíos de las zonas altas del lago y que llegan hasta su cuenca a través de correntías que se forman con las lluvias de la temporada.

La ministra también hizo un llamado a las personas muy sensibles de la piel, no bañarse en el lago, ya que podrían sufrir irritaciones por la proliferación de algas.

La ministra de Medio Ambiente, Lina Pohl, explicó que dentro del Lyngbya hay una variedad de especies, pero son pocas las que tienen toxicidad.

El biólogo Rubén Sorto se decanta por el exceso de nutrientes, sobre todo fósforo presente en fertilizantes, que propician la proliferación de macroalgas en lugar de fitoplanto y de ahí el color verdeazul.

Agregó que estas algas crecen rápido pero su tiempo de vida es breve, y al entrar en proceso de descomposición, se corre el peligro de que mueran otras especies debido al consumo de oxígeno.