Adiós al "geolocalizador análogo"; Guía Roji se declara en quiebra

Adiós al

La empresa editorial encargada de hacer la Guía Roji se declaró en quiebra, luego de nueve décadas de trazar caminos, calles y avenidas a lo largo y ancho de México.

La tecnología dio su estocada y la compañía no sobrevivió a los avances de geolocalizadores como Google Maps y Waze, a pesar de que por algún tiempo supo hacer frente a estos cambios.

Hubo un tiempo en que solía encontrarse una Guía Roji en cada casa tapatía.

Declararse en quiebra es un procedimiento por el que pasan las empresas para vender sus propiedades con el fin de pagar los adeudos que tengan con sus acreedores.

De acuerdo con la pizarra concursal del Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles (Ifecom), la petición para declararse en quiebra es llevada por el Juzgado Séptimo en Materia Civil del Estado de Jalisco quien decidirá si Guía Roji S.A.de C.V. realmente se encuentra en una posición para declararse en quiebra.

"Guía Roji daba el servicio de ubicar a la gente; hoy encuentra, bajo un modelo distinto de negocio, empresas que ofrecen el acceso a la información e integran valores añadidos", dijo Cerón al respecto del caso de la empresa fundada hace 90 años por un hombre que inició su negocio de cartografía como simple pasatiempo.

Tras la muerte de Palacios Roji, sus hijos expandieron las operaciones de la empresa con versiones más precisas de las principales ciudades del país, además de mapas de las carreteras más importantes de la República.

Una de las posibles causas de la caída de las ventas del popular libro de mapas es el crecimiento de usuarios de la telefonía móvil, y es que en la actualidad, el smartphone es uno de los dispositivos que más se usan como herramienta diaria, basta con decir que hay cerca de 2 mil 530 millones de usuarios a nivel mundial, según datos de Statista.