Acusado de homicidio pidió salir para hacer gimnasia

Acusado de homicidio pidió salir para hacer gimnasia

"Si me están diciendo que el hombre tiene peligro cardiovacular y metabólico, tengo que acceder al pedido de su defensora, con los recaudos del caso", aseguró. Confirmó que el hombre "está en tratamiento por adicciones a las drogas" y dijo que "en ese lugar realizará terapia y hay una espacio para hacer actividad física, porque tiene un sobrepeso importante".

Un detenido de 28 años con prisión preventiva por un homicidio a balazos cometido en 2017 en Puerto Madryn, que presenta un cuadro de obesidad grave, podrá salir una vez por semana de la cárcel para realizar actividad física en Chubut.

La jueza que firmó el resolución, Patricia Asaro, dio más detalles sobre los argumentos que tuvo en cuenta para tomar la decisión de otorgarle el beneficio a Diego Matías Arévalo, acusado de haber actuado como sicario de una banda narco. En las salidas será custodiado por tres policías.

Arévalo, de 27 años, está detenido acusado de ser autor del homicidio agravado en perjuicio de Machao.

"No se trata en el caso de una actividad lúdica lo que se pretende, sino que se enmarca en estrictas razones médicas vinculadas a su salud, que es deber estatal preservar", solicitaron los abogados de Arévalo, quien pretende asistir todos los viernes a un centro de día de Trelew para perder kilos y ganar masa muscular.

Asaro deberá resolver el pedido tras analizar el informe del Cuerpo Médico Forense, sin embargo el fiscal Daniel Báez adelantó que se opone a la medida debido a que el sujeto "ya estuvo prófugo y si sale de la cárcel existe el peligro de que se fugue". Esa tarde, Machao, que se encontraba bajo arresto domiciliario en una causa de asociación ilícita fue ultimado de dos disparos en el pecho con un arma de fuego de alto poder, tipo 9 milímetros o.357 Magnun. En la resolución la jueza justificó que "los galenos (Daniel Cardarelli y Vanina Botta) han determinado que es recomendable continuar con el espacio psicoterapéutico, de actividad física y nutrición, por el impacto en la salud psicofísica del imputado, dado la obesidad grave que presenta". A eso se suma que estuvo cuatro meses prófugo, aspectos que hacen dudar a la Justicia que teme una posible fuga en los próximos días.