Cansancio y dolor de cabeza, síntomas de hipertensión arterial

Cansancio y dolor de cabeza, síntomas de hipertensión arterial

De la misma manera, las personas que viven con diabetes tienen más probabilidad de presentar también hipertensión arterial o que alguna con éste padecimiento vaya a presentar diabetes, ya que ambas enfermedades se alimentan con los mismos factores de riesgo.

"El último estudio de Renata (Registro Nacional de Hipertensión Arterial) marca un aumento de más de 8% de la hipertensión en la población argentina (en relación al último estudio realizado en 2008), lo que indica que la prevalencia está en aumento", dijo a Télam Maia Akopian, jefa del Programa de Hipertensión Arterial del Hospital de Clínicas.

La hipertensión arterial en niños y adolescentes como enfermedad primaria, es decir, sin que esté asociado a otra patología es un fenómeno relativamente nuevo pero creciente y es más prevalente a medida que se acercan a la adolescencia; "lo que mundialmente se ha recomendado es que se realice controles de la presión arterial a partir de los 3 años en cada consulta", comentaron los profesionales del Hospital Pediátrico Fernando Barreyro.

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica no transmisible caracterizada por un incremento continuo de las cifras de la tensión arterial, que es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias al ser bombeada por el corazón. "El organismo empieza a tener más presión de lo que debiera ser y va dañando diversos órganos como la cabeza y ojos".

La buena noticia es que el riesgo de sufrir algunas de las principales complicaciones de la hipertensión (la insuficiencia cardíaca, el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular) puede reducirse a la mitad con un diagnóstico precoz que contribuya a prevenir su aparición. "Depende del caso, si se recetan medicamentos".

La Secretaría de Salud y Bienestar Social informa que la hipertensión arterial es una de las enfermedades crónicas que tienen alta prevalencia en la población, principalmente entre las personas productivas, y según estudios, más del 70% del tratamiento no es farmacológico, sino con estilos de vida saludable que implican llevar una alimentación adecuada y realizar actividad física.

Más detalles en el video adjunto.